Quienes somos de la raza del arco iris, sabemos que para que se manifieste la Divinidad en todo su esplendor, es necesario la tormenta, símbolo de la transformación total.
La sabiduría de la evolución natural demuestra que es solo después de la tormenta, cuando surge la claridad, la lucidez, y la armonía como síntesis del equilibrio logrado en la dualidad.
En la conciencia humana se dibuja el puente de los siete colores: el arco iris espiritual. La época dorada.
¡Celebren! Ustedes serán testigos, amados hermanos.
Estén preparados y atentos. Acepten los cambios radicales. ¡No claudiquen!
Sepan que lo que sucede es obra del Amor infinito. Alínense y alístense entre ustedes.
¿ Cómo reconocerse en tanta diversidad humana?
Por la conciencia y actitud para afrontar los cambios y el coraje de tocar fondo. Va haber un estallido de lucidez en sus mentes y un profundo agradecimiento del corazón, pase lo que pase.

Hermanos en la Luz, este es mi mensaje:
“La espera permite ocuparse de lo esencial, reconocer el momento oportuno, ser moderado.
En un nivel profundo, se están generando grandes cambios aunque parezca que nada pasa.
El progreso por ahora es invisible y está guiado por un Poder Mayor que el vuestro.
El don de la espera fortalece la capacidad de aceptar y apreciar “lo que Es” en el Presente.
No hay claras indicaciones con respecto a cuando sucederán las cosas. El proceso debe ser completado antes que se produzcan los grandes cambios. Aunque “la mudanza “ ya está sucediendo.
Solo confíen. Digan un “Si” sincero a aquello que la vida, les provee.
Requiere de mucha madurez espiritual, consistencia, compromiso.
Madurez significa, tener una visión de conjunto desapegado. Mantengan una perspectiva luminosa y sano el cuerpo. Sean sus propios testigos del cambio en ustedes mismos. Equilibren sus emociones y limpien sus canales energéticos, poniendo la intención en fortalecer la sensación de bienestar e integridad. Así podrán detectar y reencauzar las energías de agresividad e impaciencia que se manifestarán de diferentes maneras…
Asistan hermanos, guerrero del Arco Iris, pero no se contaminen.
Sepan afrontar los obstáculos, concientes que es la manera en que opera en la vida, las leyes universales de la creación. Generan estabilidad y continuidad a cada alma conciente para que desarrolle un estado más centrado. Aquello que los maestros llamamos Centropía.
No fuercen nada, ni luchen. ¡Sean Lideres de la Paz!
Sean sólidos como la roca y etéreos como el viento. Adaptarse a los cambios no implica poner en riesgo la Integridad y dejarse llevar. No sean cómplices de la “Gran Ilusión”. Echen raíces e donde tengan comprometido el corazón. Es una experiencia de 360° lo que van a vivir. Cada uno tiene su manera de llegar, aunque todos experimentarán la Unidad.
No esperen momentos claves, extraordinarios… El verdadero milagro es el que está sucediendo en lo cotidiano de cada día. Sean concientes de las elecciones que toman, no se dejen presionar ni empujar por lo que no intuyen Real.
NO SON USTEDES IMITADORES DE EXPERIENCIAS AJENAS, SON CREADORES DE EXPERIENCIAS TRASCENDENTES.
Agrúpense, con el calor del vínculo, que el humano necesita, sean leales a sus afectos, acpten los errores propios y de los demás.
Sepan convivir en comunidad , valorando las diferencias.
Las relaciones armoniosas son como montañas, que a lo largo del año cambian de aspecto, pero se mantienen como testigo de la dignidad personal y permanecen inquebrantables frente a los conflictos.
Vivan experiencias cumbres o de valles, de ascenso o descenso, no se identifiquen con nada.
Esto también pasará.
Lo que será eterno es la plenitud de saber que se mantuvieron incorrumptibles frente al cambio que vinieron a realizar a esta Bendita Tierra, la cual pronto se sacralizará.
¡ Los Bendigo en la Luz!
MELQUISEDEK
REVELACIÓN DEL 26-9-2010 A SAKSHA
     
   
   
   
   
   
z
Universidad de la Conciencia - 2009 - Argentina. Todos los derechos reservados.    Diseñado por
 Dos Design - Diseño Gráfico