"Doña Mercedes Nahuel Pan"
(Machi Tehuelche)

 
 

Te convoco a la hora en que tus sueños van amaneciendo.
Juntas vamos a realizar un Wixawipan.

Prepara el mate, haz el gesto con la mano de sacar agua y yerba hacia la tierra, del primer cebado, y ruega con el corazón.

Busca el este con el primer rayo de sol o la luz de tu alma, ambos son los lugares en los que se ofrece este ritual.

Le entregamos a Ftachao nuestro descanso y este día para el Newen, la fuerza nos acompañe.

Yo, por ser la anciana, prenderé un cigarrillo, y en cada pitada irán mis ruegos más lejos.

Pediré para que recuerdes tus sueños. Que ellos sean para tu vida como una biblioteca encantada por donde fluye la sabiduría.

Toma en tus manos yerba, y mientras me escuchas, ofrécela a la tierra dándole gracias por lo ya concedido.

Siempre agradece la presencia de Pillán; y tómate el tiempo para cada cosa. El tiempo que le entregas al Espíritu, es el mismo en el que recibes sus bendiciones.

Ahora, solo escucha el sonido de la tierra a través de mis cantos en Mapuzungum.

Cierra tus ojos, y déjate llevar, mi voz se funde con la vibración del Kultruma.

Vuelve al ensueño con la certeza que ya has tejido una guarda más.
En los colores del hilado está tu experiencia y las voces de mi pueblo, sus vivencias. Comenzaron a unirse. Comenzó un nuevo ciclo, otro círculo, en el cual mi gente será escuchada y respetada. Ellos aún no son concientes del secreto tesoro que guarda nuestra tierra.

No te olvides de tu “Nahuel” Suyai Calquín, seguirá siendo quien te envía los mensajes.
Peucallal

Nahuel Pan




 
 

 

 
 

 
Universidad de la Conciencia - 2009 - Argentina. Todos los derechos reservados.    Diseñado por
 Dos Design - Diseño Gráfico