Experimentar, es estar en INTIMIDAD con la UNIDAD de la VIDA.
Krisnamurthi

     
   
     
 

La sabiduría es esa SENSIBILIDAD ESPECIAL, ese RADAR INTERNO para captar el aspecto más intimo de la realidad de la vida. Especialmente de la vida humana, de las reacciones más profundas del ser humano, de su relación con los demás seres y con el mundo trascendente"
Ismael Quiles

     
   
     
 

Nuestras vidas mejoran cuando somos capaces de tomar riesgos y el mayor riesgo es el de ser honesto con nosotros mismos.

     
   
     
 

Una vida sin examen no merece la pena ser vivida.
Platón.

     
   
     
 

Nuestro yo no dispone de ningún medio para retenemos, puesto que su naturaleza misma nos lleva a desaparecer. Agarrados a ese hilo del yo que cruza el telar de la vida no podremos insertarlo en la trama donde debe quedar entretejido.
R. Tagore.

     
     
   
     
   
     
 

CARPE DIEM ( WALT WHITMAN)

...Carpe Diem, aprovecha el día.
No dejes que termine sin haber crecido un poco,
sin haber sido un poco más feliz, 
sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie,
te quite el derecho de
expresarte que es casi un deber.

No abandones tus ansias de hacer de tu vida,
algo extraordinario...

No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía
si pueden cambiar el mundo...

Somos seres humanos, llenos de pasión.
La vida es desierto y es también oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos convierte en 
protagonistas de nuestra propia historia...
Pero no dejes nunca de soñar , 
porque solo a través de sus sueños, 
puede ser libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoria vive en un silencio espantoso.

No te resignes...
No traiciones tus creencias. Todos necesitamos 
aceptación , pero no podemos remar,
en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta el pánico que provoca tener
la vida por delante...
Vívela intensamente,
sin mediocridades.
Piensa que en tí está el futuro y en 
enfrentar tu tarea con orgullo, impulso
y sin miedo.

Aprende de quienes pueden enseñarte...
No permitas que la vida
te pase por encima
sin que la vivas.."

     
   
     
 

EL GUERRERO IMPECABLE

El guerrero es impecable, hace sin esfuerzo y elegantemente lo que debe hacer.
El guerrero atraviesa y trasciende con poder de voluntad, lo  que sea que se presenta
delante de él,
El guerrero pone límites y confronta: cuando algo ocurre, en ese momento y no luego, le
dice al otro de una buena forma y con cuidado lo que siente. No deja pasar la
oportunidad, no desaparece enojado de la vida del otro, porque de igual forma va a venir
otra persona a enseriarle esa misma lección de aprendizaje evolutivo.
Y si al poner límites el otro se enoja, ¿miedo de perder que, siente el guerrero? En
realidad, nunca tuvo nada si el otro se encoleriza y se va de la vida del guerrero. No se
puede perder lo que nunca fue de uno.
Es honesto y de respeto para con el guerrero, saber que solo de sea que estén en su vida
aquellos que realmente lo aceptan como es, no por lo que tiene, o por su generosidad de
alma o de bolsillo, o por su habilidad de sacar al otro de sus problemas.
Si el guerrero no pone límites y cede ante la imposición del otro, pierde su auto-respeto
y auto-valoración, se le baja su auto-estima, se enoja consigo mismo, deja de ser
honesto con el mismo. EI otro lo toma de punto para sentir su poder, desde el ego,
porque se da cuenta de que a este guerrero le quedan solo unas pocas plumas en su
corona, y cada vez lo somete mas al pobre guerrero y este cede mas y mas su poder.
El guerrero es impecable porque hace lo que tiene que hacer, ni mas, ni menos, lo justo,
lo que corresponde, y todo lo  que no corresponde tiene que ser corregido, sin importar si
el otro se enoja, ese es un problema del otro, si no es justo ni corresponde no debe ser.
El guerrero-no siente miedo a la perdida del otro al que le puso límite, acepta y sabe
que puede perder, que mucha gente lo va a dejar de lado y criticar porque no desean que
el sea como es, sino que quieren que el sea como ellos desean. Ahí el guerrero pone en
la balanza la situación, y observa que esta dispuesto a perder, si al otro que no lo acepta
como es y que le exige ser como el otro de sea, o si esta dispuesto a entre gar su poder y
su auto-estima. Seguramente el guerrero impecable va a perder mucha gente, pero
aquellos que se queden lo hacen porque verdaderamente lo aceptan, valoran y aman así
como el es. No tiene que traicionar a su esencia para agradarle al otro, para que el otro
no se of end a, eso es problema del otro, asi sea que el otro elige no ver mas al guerrero.
El elige quedarse con los que realmente 10 aceptan, eso es calidad de tiempo.
La vida es simple. EI guerrero no se complica. No intenta a domar nada, en el momento
del limite (0 auto-limite) el lo pone pues sabe que eso es ACCION, su lado masculino
puesto de manifiesto, y sabe también que tiene que ir mas allá de su propio limite y
aceptar la perdida y la crítica. Es lo justo y lo correcto. Lala.  

     
   
     
 

Gente Necesaria

Hay gente que con solo decir una palabra 
enciende la ilusión y los rosales; 
que con solo sonreír entre los ojos, 
nos invita a viajar por otros mundos 
y permite florecer todas las magias. 

Hay gente que con solo dar la mano, 
rompe la soledad, pone la mesa, 
sirve el puchero, coloca las guirnaldas; 
que con solo empuñar una guitarra 
te regala una sinfonía de entrecasa. 

Hay gente que con solo abrir la boca, 
llega hasta los límites del alma, 
alimenta una flor, inventa sueños, 
hace cantar el vino en las tinajas. 
Y se queda después como si nada. 

Y uno se va de novio con la vida, 
desterrando una muerte solitaria, 
pues sabe que a la vuelta de la esquina, 
hay gente que es así, tan necesaria. 
Hamlet Lima Quintana

     
   
     
 

¿Quién a quién?
Un hombre que había estudiado en muchas escuelas de metafísica se presento ante Nasrudin. Describió en detalle en cuales había estado y que había estudiado para demostrar que merecía ser aceptado como discípulo.
 "Espero que me acepte o, al menos, que me exponga sus ideas -dijo-, puesto que he empleado tanto tiempo estudiando en esas escuelas."
 "!Que lástima! -exclamo Nasrudin-, usted ha estudiado a los maestros y sus enseñanzas. Lo que tendría que haber sucedido es que los maestros y las enseñanzas lo estudiaran a usted. Entonces si habríamos tenido algo interesante".

     
   
     
 

La importancia del bosque

Todos los maestros dicen que el tesoro espiritual es un descubrimiento solitario.
 ¿Entonces por qué estamos juntos? -preguntó uno de los discípulos a Nasrudin, el maestro sufi.
 Ustedes están juntos porque un bosque siempre es más fuerte que un árbol solitario -respondió Nasrudin-. El bosque mantiene la humedad del aire, resiste mejor a un huracán, ayuda a que el suelo sea fértil.
 -Pero lo que hace fuerte a un árbol es su raíz. Y la raíz de una planta no puede ayudar a otra planta a crecer.
 -Estar juntos en un mismo propósito, es dejar que cada uno crezca a su manera; éste es el camino de los que desean comulgar con Dios.
 Paulo Coelho

     
   
     
 

La historia del cerrajero

"Había una vez un cerrajero al que acusaron injustamente de unos delitos y lo condenaron a vivir en una prisión oscura y profunda. Cuando llevaba allí algún tiempo, su mujer, que lo quería muchísimo se presentó al rey y le suplicó que le permitiera por lo menos llevarle una alfombra su marido para que pudiera cumplir con sus postraciones cada día. El rey consideró justa esa petición y dio permiso a la mujer para llevarle una alfombra para la oración. El prisionero agradeció la alfombra a su mujer y cada día hacía fielmente sus postraciones sobre ella.
 Pasado un tiempo el hombre escapó de la prisión y cuando le preguntaban cómo lo había conseguido, él explicaba que después de años de hacer sus postraciones y de orar para salir de la prisión, comenzó a ver lo que tenía justo bajo las narices. Un buen día vio que su mujer había tejido en la alfombra el dibujo de la cerradura que lo mantenía prisionero. Cuando se dio cuenta de esto y comprendió que ya tenía en su poder toda la información que necesitaba para escapar, comenzó a hacerse amigo de sus guardias. Y los convenció de que todos vivirían mucho mejor si lo ayudaban y escapaban juntos de la prisión. Ellos estuvieron de acuerdo, puesto que aunque eran guardias comprendían que también estaban prisioneros. También deseaban escapar pero no tenían los medios para hacerlo.
 Así pues, el cerrajero y sus guardias decidieron el siguiente plan: ellos le llevarían piezas de metal y él haría cosas útiles con ellas para venderlas en el mercado. Juntos amasarían recursos para la huída y del trozo de metal más fuerte que pudieran adquirir el cerrajero haría una llave.
 Una noche, cuando ya estaba todo preparado, el cerrajero y sus guardias abrieron la cerradura de la puerta de la prisión y salieron al frescor de la noche, donde estaba su amada esposa esperándolo. Dejó en la prisión la alfombra para orar, para que cualquier otro prisionero que fuera lo suficientemente listo para interpretar el dibujo de la alfombra también pudiera escapar. Así se reunió con su mujer, sus ex-guardias se hicieron sus amigos y todos vivieron en armonía. El amor y la pericia prevalecieron."

    (Cuento tradicional sufí y recopilado por Idries Shah. También incluido en el excelente libro de Don Richard Riso y Russ Hudson, titulado "La Sabiduría del Eneagrama" Edit. Urano.)
     
   
     
 

El cuento de las arenas.

    Un río, desde sus orígenes en lejanas montañas, después de pasar a través de toda clase y trazado de campiñas, al fin alcanzó las arenas del desierto.
Del mismo modo que había sorteado todos los otros obstáculos, el río trató de atravesar este último, pero se dio cuenta de que sus aguas desaparecían en las arenas tan pronto llegaba a  éstas.
    Estaba convencido, no obstante, de que su destino era cruzar este desierto y sin embargo, no había manera. Entonces una recóndita voz, que venía desde el desierto mismo le susurró:
 "el Viento cruza el desierto y así puede hacerlo el río"
     El río objetó que se estaba estrellando contra las arenas y solamente conseguía ser absorbido, que el viento podía volar y ésa era la razón por la cual podía cruzar el desierto. "Arrojándote con violencia como lo vienes haciendo no lograrás cruzarlo. Desaparecerás o te convertirás en un pantano.
Debes permitir que el viento te lleve hacia tu destino"  -¿Pero cómo esto podrá suceder?
      "Consintiendo en ser absorbido por el viento". Esta idea no era aceptable para el río. Después de todo él nunca había sido absorbido antes. No quería perder su individualidad. "¿Y, una vez perdida ésta, cómo puede uno saber si podrá recuperarla alguna vez?" "El viento", dijeron las arenas, "cumple esa función. Eleva el agua, la transporta sobre el desierto y luego la deja caer. Cayendo como lluvia, el agua nuevamente se vuelve río"
 -"¿Cómo puedo saber que esto es  verdad?"
    "Así es, y si tú no lo crees, no te volverás más que un pantano y aún eso tomaría muchos, pero muchos años; y un  pantano, ciertamente no es la misma cosa que un río."
 -"¿Pero no puedo seguir siendo el mismo río que ahora soy?"
     "Tú no puedes en ningún caso permanecer así", continuó la voz. "Tu parte esencial es transportada y forma un río nuevamente. Eres llamado así, aún hoy, porque no sabes qué parte tuya es la esencial." Cuando oyó esto, ciertos ecos comenzaron a resonar en los pensamientos del río. Vagamente, recordó un estado en el cual él, o una parte de él ¿cuál sería?, había sido transportado en los brazos del viento. También recordó --¿o le pareció?-- que eso era lo que realmente debía hacer, aún cuando no fuera lo más obvio. Y el río elevó sus vapores en los acogedores brazos del viento, que gentil y fácilmente lo llevó hacia arriba y a lo lejos, dejándolo caer suavemente tan pronto hubieron alcanzado la cima de una montaña, muchas pero muchas millas más lejos. Y porque había tenido sus dudas, el río pudo recordar y registrar más firmemente en su mente, los detalles de la experiencia. Reflexionó:"Sí, ahora conozco mi verdadera identidad" El río estaba aprendiendo pero las arenas susurraron:"Nosotras conocemos, porque vemos suceder esto día tras día, y porque nosotras las arenas, nos extendemos por todo el camino que va desde las orillas del río hasta la montaña" Y es por eso que se dice que el  camino en el cual el Río de la Vida ha de continuar su travesía está escrito en las Arenas.
    Esta hermosa historia es corriente en la tradición verbal de muchas lenguas, circulando casi siempre entre los derviches y sus discípulos. Fue transcripta en la obra "La Rosa Mística del Jardín del Rey" de Sir Fairfax Cartwright, publicada en Gran Bretaña en 1899. La presente  versión es de Awad Afifi el Tunecino, que murió en 1870.

     
   
     
 

La naturaleza de la conciencia

La siguiente historia es muy ilustrativa de la naturaleza de la conciencia humana. El héroe de la historia es Alejandro, el gran emperador macedónico:
Alejandro había establecido su campamento en la frontera del subcontinente indio. Había recorrido triunfalmente más de la mitad del mundo, conquistando y subyugando un reino tras otro en feroces batallas. En cierto sentido, era como el gerente general de una empresa multinacional luchando contra la competencia local y apropiándose de una parte del mercado. En algunos lugares, creaba alianzas estratégicas con los jefes locales y conservaba el control. En otras regiones, se enfrentaba a sus adversarios
y realizaba incursiones en sus territorios. Sin embargo, en el umbral de su paso a la India,-Alejandro conoció-aun-curioso personaje. Este hombre, vestido apenas con un taparrabos, meditaba durante horas en un lugar recluido cerca del campamento de Alejandro. Durante varios mas, el guerrero observe al sabio sentado en la postura del loto con la mirada perdida en el horizonte. Aquel sabio le pareció a Alejandro un hombre perezoso, un solitario que había desertado de la carrera de la vida. Incapaz de contener su curiosidad, un día se acerco al sabio y le pregunto:
Acaso no tienes nada que hacer aparte de estar sentado ahí soñando?            ,
EI sabio permaneció quieto.
- Te veo todas las mañanas, tardes y noches en el mismo lugar y no te has movido ni un palmo. ¡Debes ser un hombre terrible!
EI sabio no pronuncio palabra.
Exasperado, Alejandro pregunto:
-Dime, ¿qué objetivo tienes en la vida?
Esta vez, el sabio sonrío levemente.
-Gran guerrero -dijo-, primero debes contarme que objetivos tienes ni en la vida, si quieres que yo te cuente el mío.
Preso de la ira, pero conservando la calma, Alejandro rugió:
- No sabes que soy Alejandro y que he venido a conquistar el mundo?
EI sabio volvió a preguntar:
- ¿Qué quieres hacer después de haber conquistado el mundo?
-Y bien -dijo Alejandro, los labios torcidos con un gesto de desdén-, entonces poseeré todo el oro y todos los elefantes y caballos.
-Y entonces? insistió el sabio.
-Todos los hombres serán mis esclavos.
- Y luego?
-Tendré a todas las mujeres a mi servicio.
- Y luego?
-Luego me sentare en mi trono, me relajare y disfrutare de la vida.
Esta vez el sabio mira a Alejandro fijamente a los ojos.
-Señor mío, eso es precisamente lo que estoy haciendo ahora -dijo-. ¿Por qué vienes a molestarme? Por favor déjame en paz y sigue adelante con ·tus 'conquistas.

Alejandro y el sabio son líderes con una visión de su mundo a la luz de su propia conciencia. Alejandro busca la realización en la conquista del mundo externo de las formas y los fenómenos. El sabio busca la paz en el ámbito interno de las experiencias subjetivas.
La conciencia de Alejandro vive el mundo como un campo de batalla, mientras que la conciencia del sabio vive el mismo mundo como el campo de la autorrealización. Alejandro piensa: “¿Cuanto más necesito para ser feliz?”; mientras que el sabio se pregunta: “¿Cuanto menos puedo tener y seguir siendo feliz?”, La motivación humana es una constante oscilación entre dos preguntas sin respuesta que vibran en nuestra conciencia:
¿Cuanto más necesito para ser feliz?, ¿Cuanto menos puedo tener y seguir siendo feliz?. EI sabio y Alejandro viven en todos nosotros. Representan dos estados fundamentales de la conciencia humana.

     
   
     
 

¿En qué lado de tu paragüas has dejado tus zapatos?

Un discípulo quien llevaba cierto tiempo meditando, vino a ver a su Maestro. Estaba lloviendo y antes de entrar al templo, dejó los zapatos y el paraguas afuera. Luego de saludar el Maestro le preguntó a qué lado de los zapatos había dejado el paraguas.
Ahora bien, ¿qué tipo de pregunta es esta? Uno no espera que los Maestros realicen este tipo de preguntas, más bien espera que hablen de Dios, del despertar de la  kundalini, de la apertura de  los chakras, de luces que aparecen en la cabeza. O de cosas ocultas, esotéricas pero el Maestro hizo una pregunta muy común. Ningún santo cristiano, ningún monje jaina, ningún swami hindú la hubiera planteado. Sólo lo puede hacer un iluminado.
El Maestro preguntó a qué lado de los zapatos había dejado el paraguas. ¿Qué tienen que ver los zapatos y los paraguas con la espiritualidad? Si se nos hubiera planteado la misma pregunta hasta nos hubiera molestado. Pero hay algo tremendamente valioso en ella. Si hubiera preguntado algo sobre Dios, sobre la kundalini o los  chakras, eso habría sido necio, totalmente carente de sentido. Pero esta pregunta tiene sentido.
El discípulo no lo podía recordar, ¿a quién le importa dónde se dejan los zapatos y de qué lado se deja el paraguas, a la izquierda o a la derecha? ¿A quién le puede importar? ¿Quién presta tanta atención a los paraguas? ¿Quién piensa en los zapatos? ¿Quién es tan cuidadoso? Pero eso fue suficiente. El discípulo fue rechazado.
El Maestro le dijo: - Ve y medita siete años más.
¡Siete años! - exclamó el discípulo - ¿Por esta pequeña falta?
El Maestro respondió: - Esto no es una pequeña falta. Las faltas no son grandes o pequeñas; simplemente no estás viviendo meditativamente, eso es todo. Ve, medita siete años más y después regresa.
Éste es el mensaje esencial: seamos cuidadosos con todo, sin establecer distinciones entre las cosas. Estemos atentos y todo se convierte en espiritual. De otra manera todo se convierte en profano. Cuando un Maestro toca su paraguas, el paraguas es tan divino como puede serlo cualquier otra cosa. La energía meditativa es alquímica. Transforma los metales básicos en oro; transforma lo más bajo en lo más alto. Y en la cumbre todo es divino y este mismo mundo es el paraíso.

Hagamos las pequeñas cosas de la vida con una conciencia relajada. Mientras comemos, comemos totalmente: masticamos totalmente, saboreamos totalmente, olemos totalmente. Tocamos el pan, sentimos la textura. Olemos el pan, lo saboreamos. Mastiquémoslo, dejemos que se disuelva en nuestro nuestro Ser y permanezcamos consciente; entonces estaremos meditando. Y entonces la meditación no está separada de la vida. Cuando la meditación está separada de la vida algo va mal. Se vuelve en contra de la vida. Entonces uno empieza a pensar en ir a un monasterio o a una cueva del Himalaya queremos escapar de la vida, porque la vida parece distraernos de la meditación. La vida no es una distracción, la vida es la ocasión de meditar.
Graciela Flain

     
   
     
 

¿PODRíAS SIMPLEMENTE ESCUCHAR?

Cuando te pido que me escuches y vos empezás a darme consejos, es que no escuchaste mi pedido.
Cuando te pido que me escuches y vos empezás a decirme el por qué yo no debería sentirme de esta forma, estas metiéndote con mis sentimientos.
Cuando yo te pido que me escuches y vos sentís que tenés que hacer algo para solucionar mi problema, estas errado aunque parezca extraño que así sea.
Escúchame! Lo que yo te he pedido es solo que me escuches; no tenés que hablar ni hacer nada. Solo escucharme.
Dar consejos es barato; lo conseguís en cualquier diario o revista. Cuando haces algo par mi que yo puedo hacer por mí mismo, solo estas contribuyendo a mi sensación de miedo e inadecuación. Pero cuando vas podés aceptar el simple hecho de mis sentimientos, no importa cuan irracionales sean, entonces yo puedo parar mis intentos de convencerte y usar mi energía para explorar lo que hay detrás de mis emociones. Y cuando esto está claro, las respuestas son obvias y yo no necesito consejos.
Los sentimientos irracionales tienen sentido cuando entendemos lo que hay detrás de ellos. A lo mejor es por eso que las oraciones a Dios funcionan, pues Dios es mudo y no trata de dar consejos o arreglar situaciones. Dios escucha y te deja hacer tu trabajo.
Por lo tanto, ¿podrías escuchar, simplemente? Cuando vas necesites hablar, yo te prometo estar aquí, procurando solo escucharte.

     
   
     
 

El Credo Optimista

Me prometo a mí mismo...
Ser tan fuerte, que nada puede perturbar mi paz interior.
Hablar de salud, felicidad y prosperidad a toda persona con la que me encuentro.
Hacer sentir a mis amigos que hay algo maravilloso en cada uno de ellos.
Mirar el lado bueno de todas las cosas y así hacer de mi optimismo una realidad.
Pensar solo en lo mejor, trabajar solo por lo mejor y esperar solo lo mejor.
Ser tan entusiasta por el éxito de los demás, como lo soy con el mío.
Olvidar los errores del pasado y continuar hacia los grandes logros del futuro.
Tener un semblante alegre en todo momento y regalarle una sonrisa a cada ser vivo que conozca.
Dedicar tanto tiempo a mejorarme a mi mismo, que no me de tiempo de criticar a los demás.

Ser demasiado grande para la preocupación, demasiado noble para la rabia, demasiado fuerte para el miedo y demasiado feliz para permitir la presencia de problemas.

Pensar bien de mi mismo y proclamar este hecho al mundo no solo con palabras, sino con grandes acciones.
Vivir con la Fe de que el mundo entero esta de mi lado, siempre que sea fiel a lo mejor de mi mismo.

Christian D. Larson.

     
     
Universidad de la Conciencia - 2009 - Argentina. Todos los derechos reservados.    Diseñado por
 Dos Design - Diseño Gráfico